cuadradoamarillo Finalización de la estructura de Shanghai Tower 

 

 

 

 

El pasado 5 de agosto se celebró la Ceremonia de culminación de la estructura central de Shanghai Tower, alcanzando con la última viga los 632m (2073 pies)  de altura que lo convierten en el rascacielos más alto de China, diseñado por la firma de arquitectos Gensler. Supera así, a los 541m (incluida aguja) de la Torre Libertad (Freedom Tower) o Torre Uno (One World Trade Center), cuya estructura se presentó por primera vez a nivel mundial en el Coloquio  La Estructura de la Torre Libertad, organizado por la Fundación Eduardo Torroja en noviembre de 2012, ya que por motivos de seguridad, hasta  entonces no se había realizado. 

 

 

Este rascacielos, ha modificado el skyline de Shanghái, convirtiéndose en un símbolo de la pujante economía China. Situado entre las torres Jin Mao y Shanghai World Financial Center, albergará oficinas, un hotel, espacio comercial, así como servicios que los complementen y lo conviertan en un centro de negocio de alta calidad en el Distrito Financiero de Pudong.shanghai tower

 

 

Desde Gensler, se define la Torre de Shanghai como una nueva forma de definir y crear ciudades, que con la incorporación de las mejores  prácticas en materia de sostenibilidad y de diseño, incorpora el edificio en el tejido urbano de Shanghai y dibuja la vida comunitaria en el edificio, redefiniendo el papel de los altos edificios de la ciudad contemporánea.

 

 

Destacamos la intencionalidad del diseño en espiral de la fachada que con aparente sencillez envuelve la torre, protegiéndola de las cargas del viento, muy intensas en esta región. Su giro de 120º logra reducir las cargas de viento en hasta un 24%, ofreciendo un ahorro de $ 58,000,000 USD en materiales de construcción en general, según indica la nota de prensa publicada por Gensler. Ver

 

 

La concepción realizada por Gensler, hace que la modernidad se convine con la tradición local creando en la torre nueve “comunidades verticales” conectadas entre sí por espacios verdes y luminosos para propiciar la interacción entre los diferentes usos.

 

  

Como ya se ha indicado la sostenibilidad es uno de los ejes del diseño de esta torre, y por ello la doble envolvente del edificio es transparente reduciendo la necesidad de luz eléctrica, sin dejar de tener en cuenta que la exterior aísle adecuadamente el edificio reduciendo el consumo de energía para calefacción y refrigeración. Así mismo, se recoge el agua de lluvia, que se utiliza en los sistemas de calefacción y aire acondicionado. Se instalarán turbinas eólicas que con un sistema de cogeneración de gas natural proporcionarán electricidad y energía térmica a la torre. Los jardines también colaboran con el sistema de refrigeración. Con dichas estrategias sostenibles en la concepción de Shanghai Tower, esperan reducir la huella de carbono del edificio en 34.000 toneladas métricas por año, según indica la nota de prensa publicada por Gensler. Ver

 

 (imagen de www.gensler.com)

 

Artículos relacionados:

 

 

Tallest Building in China Tops OutNota de prensa Gensler

 

Shanghai Tower: Gensler’s Savvy City In The Sky

 

Visit the Gensler Design Update online.

 

 

 

 


Fundación Eduardo Torroja  −  C/Almagro nº42, 28010 Madrid  −  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   − Privacidad y Protección de Datos

 

Volver